Categorías
Salud

Todo lo que tenés que saber antes de hacerte implantes mamarios

El pecho es una de las partes del cuerpo más importante para la autoestima de una mujer. Son pocas las mujeres que están contentas con su busto: a veces lo sienten demasiado pequeño, grande o caído. Es por ello que los implantes mamarios son la cirugía estética más popular en todo el mundo, ya sea para aumentar, tanto como para reducirlo. 

Si estás pensando en hacerte un implante mamario, seguramente tengas muchas dudas al respecto, por eso, hoy te vamos a contar qué deberás tener en cuenta antes de someterte a la cirugía. ¡No te pierdas los detalles!

Qué esperar de una intervención en los pechos

-Hay muchos tipos de implantes mamarios: 

– Pueden clasificarse por su forma: redondos o anatómicos , es decir, en forma de gota. 

– Según su contenido: ya sea rellenos de solución salina o de gel de silicona, siendo estos últimos los más elegidos.

-No es necesario someterse a más operaciones en el futuro para sustituir los implantes mamarios, actualmente, gracias al avance de la ciencia, las prótesis son mejores y más duraderas. Así que ya no es necesario cambiar los implantes mamarios cada 10 años como se recomendaba tiempo atrás. Sin embargo, es importante llevar a cabo las revisiones periódicas para comprobar que los implantes están bien. 

-¿Quedan cicatrices? Como toda cirugía… deja una cicatriz. Sin embargo, gracias a una técnica muy meticulosa y de calidad, son casi imperceptibles con el paso del tiempo. 

-El aumento o reducción mamaria no afecta para nada a la hora de amamantar, no existe ninguna contraindicación sobre la lactancia cuando se utilizan implantes mamarios. Solo tenés que tener en cuenta que si la operación se llevó a cabo a través de la areola, deberás tener un cuidado especial,  ya que puede aumentar la probabilidad de sufrir mastitis.

-Elegir el tamaño adecuado: deberá hacerse de manera conjunta con tu cirujano. Siempre tenés que tener en cuenta las proporciones de tu cuerpo, el tamaño del tórax y de la espalda. El cirujano podrá aconsejarte cuál es el tamaño indicado para vos y luego hacer simulaciones para que puedas darte una idea de cómo se te verían.

-Tiempo de recuperación: varía según cada paciente, pero lo habitual es que a los 7 o 10 días ya estés recuperada. Solo tené en cuenta que se necesita reposo relativo durante los primeros 4 días luego de la operación. Además, durante el primer mes deberás realizarte controles continuos y no realizar ejercicio físico.

-El riesgo de que se rompa un implante es muy bajo: aunque esto ocurriera, el interior de la prótesis no se derrama por el cuerpo, ya que en el interior de los implantes lo que hay es un gel cohesivo, es decir, que no es líquido y por ende, no gotea.

-No se ve afectada la sensibilidad: la recuperación de la sensibilidad es total en la mayoría de los casos. Tené en cuenta que al principio, luego de realizada la cirugía tras la operación,puede verse afectada, pero poco a poco se recuperará por completo en un tiempo prudencial.

-No dificulta en absoluto el exámen mamario de rutina: vas a poder hacer tus mamografías y exámenes sin inconvenientes.

Recordá siempre consultar a un centro especializado y con experiencia como CEQ del Plata antes de someterte a cualquier intervención. Esperamos que estos datos te resuelvan tus dudas o te animes a realizarte la cirugía si es que la estabas postergando. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *