Categorías
Salud

Cómo prepararte emocionalmente para tener un bebé

Tener un bebé es uno de los mayores cambios de vida que experimentarás. Claro, no eres la primera persona en tener un bebé, pero convertirse en padre o madre es un hito importante en la vida de todos. Tener un bebé es probablemente uno de los eventos que más te cambiará la vida, de una manera que jamás has experimentado.

Durante el embarazo, tus prioridades, valores y expectativas pueden cambiar, a veces de manera espectacular y dramática. Este cambio puede tomar a otros por sorpresa, incluidos tu familia, pareja, compañeros de trabajo y amigos. Comprende que esto es una parte normal de la transición a la crianza de los hijos, y probablemente vendrá con una amplia gama de emociones, desde la emoción y la alegría hasta la ambivalencia y el miedo.

Es difícil saber exactamente cómo te sentirás una vez que llegue tu bebé, por lo que hemos recopilado a través de Koalita algunos consejos útiles para ayudarte a prepararte para ese día. 

Intenta hacer un plan de parto

Un plan de parto es una lista escrita de lo que te gustaría que suceda cuando estés en trabajo de parto y dés a luz. Un plan incluye cosas como quién te gustaría que estuviese a tu lado durante el trabajo de parto y en qué posición le gustaría dar a luz. Es una buena manera de informarle a su partera o médico qué tipo de atención te gustaría durante ese momento, y después (si es posible), y si planea amamantar.

Un plan de parto te ayudará a participar más en las decisiones sobre tu atención y te ayudará a prepararte para el gran evento. También esta práctica puede ayudar a los padres o parejas, para saber que les hace falta. Por ejemplo, si estás decidida que tu bebe dormirá contigo al llegar a casa, debes ir a la tienda a comprar lo necesario como  mochilas ergonómicas para hacer porteo, o sabanas suaves para que el pequeño esté cómodo.

Puede hacer todo lo posible para prepararte para el trabajo de parto, pero es imposible tener un control total. Tu bebé puede tener diferentes planes. Lo que necesitas y deseas puede cambiar ese día. El plan de parto es una guía y es importante mantenerte flexible.  No olvides describir tus preferencias para aliviar el dolor, qué opciones deseas o no deseas. Todo es importante.

Nadie es perfecto

La mayoría de los primerizos se preocupan por su capacidad para ser padres de manera eficaz, pero aquí hay un pequeño secreto: cometerás algunos errores de crianza. No vas a ser un padre perfecto, porque el padre perfecto no existe. Afortunadamente, tu hijo no quiere que seas como en las películas. Solo debes ser un padre o madre comprometida y amorosa haciendo tu mejor esfuerzo por cuidarlo, que sepan entender cuando no están en lo correcto y sigan trabajando para mejorar día a día. La crianza de los hijos es un aprendizaje constante. Los bebés son muy resistentes y tu bebé estará bien.